Punta Querandí

Territorio sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

Las revelaciones de Rancho Largo

Por Indymedia Pueblos Originarios.- El sitio ancestral identificado más próximo a Punta Querandí también da que hablar. En septiembre de 2011, su existencia motivó a que la Justicia paralice las obras del barrio privado San Rafael, en el norte del partido de Tigre, y amplificó las demandas del Movimiento en Defensa de la Pacha (MDP) por la destrucción de humedales, sitios arqueológicos y enterratorios indígenas. La resolución de la jueza Delma Cabrera fue inédita ya que hizo mención de la existencia de restos ancestrales de “valor espiritual” para los pueblos originarios en el área metropolitana (uno de los territorios con más invisibilización de la existencia indígena antes, durante y después de la Conquista). La Cámara de Apelación rechazó el pasado 27 de marzo una solicitud de la desarrolladora inmobiliaria EIDICO y ratificó la medida.

Noticias relacionadas:
“Los countries nos vienen sacando lugares y reservas”
Entusiasmo adolescente en las luchas por la identidad
Voces originarias se escucharon en el canal Villanueva
Expedición a Rancho Largo: crónica y fotogalería
Cámara de Apelaciones confirmó sentencia contra EIDICO

59_429626_380820875276597_100000460633311_1360405_302568341_n.jpg

Rancho Largo es reivindicado desde la costa del Canal Villanueva. (Foto: Verónica Tello)

Los documentos aportados por esta firma en su apelación a la Justicia, mostraron que hubo organismos municipales y provinciales que “apuraron los papeles” después de la medida cautelar solicitada por la Fundación Pro-Tigre. Al mismo tiempo, las pruebas entregadas por la empresa confirmaron que en estos tres años el barrio privado San Rafael se construyó de manera ilegal.

Por otro lado, apareció en escena nuevamente el arqueólogo Daniel Loponte, cuestionado por entregar Punta Querandí a esta empresa. En ese caso, se trataba de un predio de una hectárea. Ahora, la desarrolladora inmobiliaria presentó a la Justicia una serie de estudios de impacto realizados por este especialista en todas las fracciones rurales ubicadas entre los canales Villanueva, Rioja y García. Hablamos de más de 200 hectáreas en donde se determinó la inexistencia de todo tipo de material arqueológico, con la salvedad de Rancho Largo, que ya estaba detectado previamente por el aviso de un poblador.

Los documentos firmados por Loponte dicen que los estudios se hicieron en el 2009. A pesar de esto, la aprobación de estos estudios por parte de la Autoridad de Aplicación Provincial se obtuvo en noviembre de 2011. Recién entonces podrían haberse comenzado a edificar el barrio privado San Rafael.

A nivel local, las pruebas dadas por la empresa también complicaron a la administración del intendente Sergio Massa. “El Municipio sale al auxilio de EIDICO”, afirmó el Bloque Nuevo Tigre, refiriéndose a una habilitación otorgada en octubre (un mes después de la medida cautelar) por el Secretario de Control Urbano y Ambiental.

DÓNDE Y CUÁNDO. Rancho Largo se encuentra localizado en la margen derecha del canal Villanueva, en la orilla opuesta a Punta Querandí y un kilómetro más cerca de los pueblos de Dique Luján y Villa La Ñata. Está en terrenos que correspondían a la fábrica de formio y su nombre se debe a que se encuentra en las ruinas de un complejo de viviendas de trabajadores llamado de esa manera.

El sitio fue identificado por arqueólogos en diciembre de 2008 gracias a un poblador. Los especialistas estaban realizando en el área una campaña de rescate del sitio Punta Querandí financiada por Jorge O’Reilly, asesor de la Jefatura de Gabinete de la Nación, en ese tiempo a cargo del actual intendente tigrense. Este influyente empresario ligado al Opus Dei pagó estos trabajos luego de las denuncias de una vecina de la zona, Graciela Satalic, por la inminente destrucción del lugar. Lejos de proteger Punta Querandí, la excavación duró sólo 10 días y se “liberó” el terreno. Pocas semanas después, en enero de 2009, comenzaría a dar sus pasos el Movimiento en Defensa de la Pacha con el objetivo de proteger los espacios sagrados y los humedales.

TESTIMONIOS. Omar Ruiz, un ex vecino de Rancho Largo, contó a los integrantes del MDP que al hacer refacciones en las viviendas era normal encontrar restos arqueológicos y que incluso entre los pobladores se hablaba mucho de un lugar donde habían aparecido restos humanos.

Décadas antes de las luchas por los sitios sagrados indígenas, cuando Punta Querandí era una parada intermedia del tren y Rancho Largo parte de una destacada fábrica regional, ambos también estaban conectados. Doña Alcira, la primera pobladora nacida en Punta Canal, recuerda que para ingresar a la fábrica los camiones pasaban por donde se encuentra actualmente Punta Querandí. Todavía la calle Brasil no había sido cortada abruptamente por la extensión del canal Villanueva (2000).

REIVINDICACIÓN. El 11 de marzo de 2012, vecinos e indígenas de Punta Querandí señalizaron la existencia de Rancho Largo desde el parador del árbol caído, en la orilla opuesta del canal Villanueva, lugar que muchos pescadores concurren desde hace décadas. Se colocó un cartel, se realizó una ceremonia y se mantuvo una asamblea con integrantes de la Sociedad de Fomento de Villa La Ñata. Fue una actividad íntima que recordó a los inicios de la pelea por Punta Querandí. Desde ese momento, se incrementaron las actividades desde este “mirador”, al que se llega a través de un circuito por el “camino de la vía muerta” o por un terraplén costero.

A pesar de que en el último tiempo se escucha hablar más de Rancho Largo, este sitio es reivindicado desde los inicios del Movimiento en Defensa de la Pacha. A pocos días de su identificación a fines de 2008, fue visitado por primera vez; y en el 2010 se llegó en lancha en varias oportunidades, en una ocasión con una diputada nacional y en otra con cámaras del canal Telefé. Desde entonces ya era habitual realizar caminatas hasta la orilla que es de acceso público.

PRIMEROS ESTUDIOS. Según el artículo “Nuevos aportes a la arqueología del sector continental del humedal del Paraná Inferior” del equipo de Daniel Loponte, en Rancho Largo se realizó una cuadrícula de 1 por 1,50 metros. Allí se encontraron restos de peces, ciervos de los pantanos, venados de las pampas, coipos, cuises, moluscos fluviales y semillas carbonizados del fruto de la palmera Pindó. Además, se recuperó una falange de guanaco (con implicaciones culturales), y una gran densidad de alfarería. También se hallaron cuatro instrumentos de hueso, y tres líticos. En este documento no se menciona fechado para este sitio, pero podría tener una antigüedad similar a la de Punta Querandí (900 ±80) y Garín (1060±60).

DUEÑO ACTUAL Y RIESGO. Según los documentos presentado a la Justicia por EIDICO, el sitio Rancho Largo se encuentra en la parcela conocida actualmente como Circunscripción IV, Sección N, Fracción V, de 55 hectáreas, propiedad de la empresa Vial Tosca de la familia De Marzi. Así mismo, la firma mostró a la Justicia un documento del 30 de septiembre de 2011 (semanas después de la resolución judicial) dirigido a la Dirección Provincial de Patrimonio Cultural en el que el titular de Vial Tosca se compromete a conservar y proteger este depósito arqueológico.

Si bien los integrantes del Movimiento en Defensa de la Pacha recuerdan que en el 2010 Loponte les dijo que O’Reilly se había comprometido a no hacer nada en Rancho Largo, no es tan relevante si el lugar es de EIDICO o de Vial Tosca ya que ambas son socias. Los De Marzi tiene su estancia frente al campamento de Punta Querandí, y fueron quienes le vendieron a EIDICO las tierras para hacer el country Santa Catalina, momento en el que se edificó sobre el enterratorio conocido como sitio Garín y se cortó abruptamente la calle Brasil al extender el canal Villanueva.

Desde su empresa Vila Terra, esa familia construyó varios emprendimientos dentro del Complejo Villa Nueva. En la parcela donde se ubica Rancho Largo, se anuncia por internet la inminente edificación de Bahía Porto Terra.

EFECTO EXPANSIVO. Punta Querandí sirvió para dar a conocer lo sucedido con el enterratorio Garín en el 2000 y difundir las irregularidades de la venta de un terraplén ferroviario en abril de 2007, en el marco del desarrollo de los countries naúticos San Marco y San Benito. Con todo esto, Rancho Largo promete revelar mucho más sobre el débil control de las autoridades y el rol de los profesionales.

Fuente: http://argentina.indymedia.org/news/2012/05/813388.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 07/05/2012 por en Otros.

Actualizaciones de Twitter

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: