Punta Querandí

Territorio sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

Amenazas de muerte antes de la primera manifestación en las oficinas de EIDICO

Ayer 30 de noviembre fue una jornada tensa en el campamento del Movimiento en Defensa de la Pacha, montado hace casi tres años, en resguardo del patrimonio público y sagrado indígena. A la mañana volvió a ingresar la draga al costado del country San Benito en el Canal Villanueva con el fin de desaparecer el pequeño sector del antiguo terraplén ferroviario, conocido como “vía muerta”, que fuera convertido en un canal privado en el 2009, y que actualmente quedó conformada como “isla”. Al mediodía, un hombre que trabaja para EIDICO amenazó de muerte a dos personas en el campamento de Punta Querandí. Por la tarde, ante todos estos hechos, difundimos la convocatoria a realizar una suerte de escrache llamado “Desalambrado Cultural” frente a oficinas de esta empresa.

foto

Recordemos que en octubre de 2012, las municipalidades de Tigre y Escobar impidieron la realización de este trabajo que pretendía volcar el material dragado del Canal en los lotes aledaños a Punta Querandí, perjudicando a las familias vecinas y violando una medida cautelar ratificada en marzo por la Cámara de Apelaciones de la Justicia de San Isidro.

Este jueves, la preocupación por la situación llegó al Gobierno de Tigre a través de una comunicación del concejal Luis Cancelo con el presidente del Concejo Deliberante, Julio Zamora. El ex intendente interino del distrito gobernado por Sergio Massa se comunicó telefónicamente con el encargado de la obra, Carlos Capelli, quien le aseguró que la obra sería dentro del country San Benito (en el partido de Escobar) y que no volcarían el relleno en los lotes con clausura judicial del lado de Dique Luján (Tigre).

Durante la mañana, todo indicaba que la draga iba colocar los caños por adentro de Punta Querandí, sin usar la calle Brasil, ya que por la utilización de esta calle en octubre motivó una serie de multas contra la empresa. A esto se sumaba que el martes pasado habían colocado nuevamente el alambrado y que pocas horas antes de la jornada de este jueves, personal de EIDICO había desmalezado el terreno por donde intentarían pasar los caños.

Luego de hablar con Julio Zamora, el ingeniero Carlos Capelli comunicó a dos vecinos de Punta Canal lo mismo que al funcionario tigrense, respecto a que no se iba a rellenar ninguna parcela en Dique Luján. También aseguró que iniciarían las obras el lunes, a la vez que manifestó preocupación por si tendría reclamos de los vecinos y de los indígenas.

La información que recibió el responsable de la obra fue que dichos trabajos desaparecerían el último pedazo del terraplén ferroviario del lado de Escobar, tierras por las que la empresa está realizándole un juicio a un ente del Gobierno Nacional, la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), con el fin de conseguir la escrituración. Es decir, son tierras en litigio.

“TE VOY A AGARRAR A PUÑALADAS”

Mientras se esperaba con expectativa lo que pasaría con la draga, un poblador de unos 60 años que trabaja para EIDICO realizó amenazas de muerte contra dos personas en el sitio sagrado indígena en conflicto con la desarrolladora de barrios privados ligada al Opus Dei.

El entredicho se produjo cuando esta persona (conocida como “El Gato” y de apellido “Campero”) increpó a los presentes sobre el destino del alambrado, el cual ya no se encontraba. “Te voy a agarrar a puñaladas”, le dijo al asesor del concejal Luis Cancelo, quien había acercado al lugar un testimonio judicial para apoyar el reclamo de Punta Querandí. Al asesor incluso le tiró un cabezazo.

A un integrante del Movimiento en Defensa de la Pacha y periodista de Indymedia que vive en Punta Canal, le dijo: “Ya te voy a agarrar a vos, mano a mano, sabemos donde vivís, sabemos todo”. Las amenazas sucedieron a la vista de los policías que habían llegado al lugar de los entredichos en patrullero desde el destacamento policial de Villa La Ñata.

El “Gato” ya había protagonizado situaciones de violencia contra Punta Querandí en octubre de 2010, cuando junto a otras personas de EIDICO fueron al Concejo Deliberante a pedir el desalojo del campamento.

Esa vez, Alberto Aguirre del pueblo qom, denunció además que el abogado Juan Bosch, uno de los directivos de la empresa, dijo: “Esto hace unos años se solucionaba con tres tiros”.

Un nuevo hecho de violencia, intimidaciones y amenazas se suma al prontuario de EIDICO. Esta vez, tendrá como resultado la primera actividad de repudio a la empresa en su imponente sede en ruta 27.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30/11/2012 por en Ataques de EIDICO, Manifestaciones.

Actualizaciones de Twitter

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: