Punta Querandí

Territorio sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

Reclamos y propuestas al Municipio de Tigre para el sitio Punta Querandí

El siguiente documento fue presentado el 8 de abril de 2011, cuando el ahora intendente de Tigre Julio Zamora (en ese tiempo presidente del Concejo Deliberante y de la “Comisión Especial Punta Canal”) nos pidió que formulemos por escrito nuestras demandas al Municipio y cuáles eran las propuestas que queríamos desarrollar en Punta Querandí. Llegábamos a esa situación luego de un año entero de acampe permanente en el lugar para proteger las tierras entre el Canal Villanueva, Arroyo Garín y calle Brasil, y de una movilización en el centro de Tigre en noviembre de 2010.

Punta Querandi_2

Captura de Google Earth adjuntada al documento del 2011.

En mayo del 2011, luego de nuestra presentación, el Concejo Deliberante votó una resolución para tomar preventivamente posesión municipal de Punta Querandí (lo cual nunca se concretó) y pedir informes a los organismos provincial y nacional de Asuntos Indígenas. Es decir, el conflicto siguió prolongándose.

En diciembre de 2012, volvimos a presentar al Concejo Deliberante de Tigre una propuesta aunque esta vez era menos integral: únicamente solicitábamos que se declare de interés cultural Punta Querandí, porque si bien no resolvería la cuestión de fondo (el espacio público), brindaría mayor protección a los diversos sectores sociales que reivindican y utilizan el lugar. Veníamos de sufrir distintos hechos de violencia por parte de la empresa hacia los integrantes del Movimiento en Defensa de la Pacha. Sin embargo, esta solicitud tampoco llegaría a buen puerto.

(Ver https://puntaquerandi.wordpress.com/2012/12/21/proyecto-al-hcd-de-tigre-punta-querandi-de-interes-cultural/)

Finalmente, en junio de 2014, el Concejo Deliberante declaró de interés municipal y sitio de la memoria a la intersección de la Calle Brasil con el Canal Villanueva, debido a la aparición allí en 1982 de la militante socialista Ana María Martínez, secuestrada por dictadura militar unas semanas antes.

De esta manera, se logró un avance en uno de los límites de Punta Querandí, escenario favorable para volver a insistir con el reconocimiento para la totalidad del sitio público, educativo, arqueológico y sagrado.

Compartimos el documento presentado hace ya más de 3 años.

Tigre, 08 de abril de 2011

A la Comisión Especial Punta Canal

Honorable Concejo Deliberante de Tigre

Por este intermedio le solicitamos a la Comisión que se expida sobre el conflicto de tierras de “Punta Querandí”, ubicado en el paraje Punta Canal, localidad de Dique Luján.

Pedimos que se recomiende al Departamento Ejecutivo del Municipio declarar de interés cultural, histórico y educativo el espacio ubicado entre la calle Brasil, el Canal Villanueva y el arroyo Garín, correspondiente al viejo terraplén del Ramal 56 del Ferrocarril Mitre, el cual tiene una superficie de 40 metros de ancho (desde el centro del terraplén, 20 metros de un lado y 20 metros del otro) y 110 metros de largo, contando desde el alambrado ilegítimo colocado por la empresa EIDICO sobre la calle Brasil, hasta el arroyo Garín.

Pedimos que se haga uso de la cláusula NOVENA del boleto de compra-venta suscripto en abril de 2007 entre la Administración Nacional de Bienes (ONABE) y Chilespa S.A. (Desarrolladora San Benito), el cual habilita al Municipio a reclamar una parte de las tierras para calle, plaza u otro espacio público, que reza: “Si por disposiciones locales la mensura debiera efectuarse dejando espacios reservados para calles, plaza u otro destino, la parte COMPRADORA no podrá extenderse sobre terrenos ferroviarios linderos, no teniendo derecho a disminución alguna del precio por ningún concepto”.

La transferencia en cuestión, bajo el expediente ENABIEF 4021/98, involucra a 1428 metros de largo (desde el KM 2-950,00 hasta el KM 4-378,00).

Desde la calle Brasil hacia el lado de Ingeniero Maschwitz (Escobar) el terraplén ya fue destruido con la extensión del Canal Villanueva que da ingreso al barrio privado San Benito y para edificar lotes del barrio privado San Marco. Del otro lado de la calle Brasil hacia el lado de Tigre quedan un poco menos de 110 metros sin ser destruidos, gracias a que nuestra protesta pacífica con un campamento logró salvar estas tierras.

El pedido a la ONABE/ADIF como espacio público de estas tierras no puede considerarse abusivo en su extensión. La cláusula es clara al referirse a la posibilidad de una plaza, cuando un espacio público de este tipo no tiene menos de 100 metros x 100 metros. Y es muy importante destacar que los 110 x 40 metros de Punta Querandí, es decir, el 7.7% del inmueble transferido en el boleto de compra-venta entre ONABE y Chilespa, no pondrá en riesgo a ninguno de los barrios privados vecinos (Santa Catalina, San Benito y San Marco), ya que están fuera de sus perímetros.

POR QUÉ DEBEN SER PÚBLICAS

En la porción de tierras ubicada entre la calle Brasil y el arroyo Garín confluyen diversas situaciones.

1) Allí existía la parada intermedia del ferrocarril, llamada Kilómetro 4 – Punta Canal, tren que está intrínsecamente ligado a los pueblos de esta zona, como Villa La Ñata y Dique Luján, a los cuales ayudó a crecer. Vecinos y pobladores de la zona, ex trabajadores de este ramal y ex usuarios añoran sus vivencias en torno a este tren.

2) Es uno de los últimos espacios públicos con acceso al agua en el norte de Tigre y sur de Escobar. “Que va a ser de nosotros sin el río”, es el testimonio de una de las miles de familias de pescadores que concurren desde hace décadas a la costa del Canal Villanueva en “Punta Querandí”.

3) Es un lugar sagrado para los pueblos originarios que habitan la Provincia de Buenos Aires, debido a que el predio contiene innumerables restos arqueológicos que aparecen día a día, incluyendo algunos fragmentos de cráneos humanos, por lo que se considera que allí existió un enterratorio. “Los depósitos arqueológicos contienen además enterratorios humanos”, dice un documento oficial del INAPL –órgano de aplicación de la ley de patrimonio arqueológico- del 21 de febrero de 2001 que advirtió sobre la destrucción de sitios arqueológicos por los barrios privados en el Partido de Tigre, tras un requerimiento de la Defensoría del Pueblo de la Nación.

Los arqueólogos que excavaron una pequeña porción del lugar (18 metros cuadrados), en la cual extrajeron 30.000 fragmentos de cerámicas, cientos de instrumentos de hueso y también de piedra, un ciervo completo y 200.000 microfragmentos de restos óseos de fauna, corroboraron que el yacimiento tiene una antigüedad de mil años.

Más allá del valor “arqueológico” del predio en términos científicos, Punta Querandí tiene un valor espiritual para los pueblos originarios. Los restos de nuestros ancestros descansan en estas tierras, por eso son sagradas, lo sabemos bien porque en la otra orilla del Canal Villanueva, donde tenemos nuestro campamento, quedó sepultado otro sitio arqueológico de las mismas característicos que Punta Querandí: el yacimiento Garín, de donde se excavaron enterratorios con anterioridad a la construcción del country, y cuyos cuerpos permanecen en la oficina del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL), en el barrio porteño de Belgrano.

En Punta Querandí se realizan ceremonias ancestrales que hoy están en pleno proceso de revalorización por cada vez más ciudadanos, proceso que se da a la par de un conjunto de políticas públicas implementadas por los diversos Estados fruto de conquistas de las organizaciones indígenas en las últimas décadas a nivel nacional (Artículo 75 inciso 17 de la Constitución) e internacional (Convenio 169 de la OIT). Más cerca en el tiempo están los tres decretos firmados por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Bicentenario, en el marco de la recepción que realizó a gran parte de la dirigencia indígena del país.

4) Las tierras tienen un gran potencial educativo. Más allá de su importancia espiritual, allí se desarrollan diversas actividades en articulación con las escuelas públicas y privadas del partido de Tigre y Escobar, entre otros distritos; Universidades, terciarios, bachilleratos populares, etcétera. Se realizan visitas de los alumnos al lugar, para aprender del contacto con la naturaleza y conocer la historia ancestral de las localidades donde habitan.

Es de destacar su importancia para las autoridades de la Escuela 16 de Dique Luján, por ser la localidad a la que pertenece Punta Querandí, quienes en el 2010 iniciaron un proyecto didáctico consistente en una lección paseo en el lugar, el cual planean repetir este y los siguientes años.

Como ejemplo del interés que despierta Punta Querandí como propuesta pedagógica por parte de la comunidad educativa de toda la región, destacamos una jornada con docentes y directores de escuelas de todo el Gran Buenos Aires y la Capital Federal realizada el 5 de marzo de 2011. Allí se consensuó un proyecto educativo para presentar a las escuelas y a las autoridades de Educación de la provincia.

Si las tierras en “conflicto”, con un alambrado y sin posibilidad de acondicionarlo para recibir visitantes, han tenido este impacto en el ámbito educativo, podemos imaginarnos todo lo que se puede lograr una vez que el predio sea asegurado como patrimonio público y no corra peligro.

5) Su reivindicación como un lugar público donde se respeten las cosmovisiones de los pueblos originarios, pondrá al municipio de Tigre en un lugar de vanguardia en materia de reconocimiento indígena en todo el país e incluso en Latinoamérica.

NUESTRAS PROPUESTAS PARA EL LUGAR

Es importante aclarar que no pretendemos ser los propietarios del terreno, sino que sea un espacio abierto sin alambrados al que quiera pueda acceder, sea cualquiera su clase social, pertenencia étnica o religión.

Además de todo lo que ya es Punta Querandí (un lugar de encuentro público, popular, gratuito, educativo, ceremonial, de diálogo respetuoso entre culturas, de reivindicación de la historia milenaria de la región pero también del pasado más reciente del siglo XX), tenemos diversas propuestas para fortalecer su importancia y contribuir al interés común de toda la población:

En Punta Querandí se puede fortalecer el trabajo iniciado de forma precaria por el Movimiento en Defensa de la Pacha en función de ofrecer diversas propuestas y talleres culturales a la población, como ser: charlas, debates, proyecciones; talleres de artesanías indígenas, de lenguas originarias ligadas a la historia de Tigre como el idioma guaraní y otras lenguas aborígenes, de música de los pueblos originarios y folklore popular, además de poner a disposición de la sociedad una biblioteca especializada en temas indígenas y ambientales. Grupos de documentalistas se han ofrecido a dar cursos gratuitos de video para los vecinos de las localidades cercanas, para que puedan retratar sus vivencias en estas tierras, su modo de ver la realidad, rescatar sus propias historias y plantear sus necesidades.

Queremos reforestar el predio con plantas nativas, ya que casi toda la vegetación existente fue destruida por EIDICO. Queremos mantenerlo como un lugar natural, sin rellenos, al aire libre, que siga siendo usado por toda la población como desde hace décadas con profundo respeto y en un ámbito familiar, disfrutando del acceso al agua.

Se hace necesario acondicionar el lugar para recibir a los vecinos, visitantes, turistas, alumnos, docentes y representantes de pueblos originarios, para poder desarrollar algunas actividades que sean dificultosas al aire libre, sobre todo en tiempos de frío o en días de lluvia. No pretendemos la construcción de un museo, ya que consideramos un agravio la visión tradicional de los museos que exponen los restos de nuestros ancestros en una vitrina como si fueran trofeos de guerra, ya que parten de una mirada desde la cultura CONQUISTADORA hacia las culturas supuestamente VENCIDAS. Creemos más coherente con nuestras cosmovisiones las propuestas de los pequeños centros comunitarios interculturales donde podamos mostrar nuestra riqueza cultural siendo protagonistas, dialogando y aprendiendo de otras culturas.

Con este lugar acondicionado, a través del Municipio se puede solicitar la devolución de todos los restos arqueológicos excavados en los sitios Punta Canal y Garín, incluyendo los restos humanos.

También proponemos hacer algún recordatorio de la antigua estación KM4-Punta Canal, ya que nuestra idea no es imponer como única realidad la de las naciones preexistentes al Estado argentino, sino rescatar la memoria más reciente del siglo XX.

Todas estas propuestas pretendemos articularlas con el Municipio, con la Provincia y la Nación, para que el sostenimiento de estos espacios interculturales surjan de políticas públicas reparadoras y no sólo de la voluntad reivindicadora de los pueblos y de la sociedad civil.

Muchas otras propuestas seguramente surgirán, siempre con el mismo eje, de mantener el lugar público, abierto, natural, y en beneficio del conjunto de la población.

Agradeciéndoles desde ya su atención, y a la espera de una pronta respuesta, los saludamos atentamente.

Movimiento en Defensa de la Pacha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 15/08/2014 por en Documentos y respaldos.

Actualizaciones de Twitter

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: