Punta Querandí

Territorio sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

Cultura wichí en San Fernando

Miembros de distintos pueblos indígenas aportan su cultura a la lucha en defensa de Punta Querandí como lugar público y sagrado. Uno de ellos es el wichí Roberto Díaz, quien conoció el lugar hace dos décadas, antes de la invasión de los barrios privados.

100_9750ccc

Roberto Díaz se mudó hace 20 años al conurbano bonaerense desde su comunidad natal, Misión Chaqueña, del Departamento General San Martín de la Provincia de Salta. Aquí trajo el arte ancestral de su pueblo, elaborado con distintas maderas, algunas traídas de más de 1600 kilómetros.

Roberto vive de su trabajo como muchísimos artesanos indígenas que viven en la Capital Federal y en el Gran Buenos Aires: sus obras son una alternativa más que recomendada para quienes quieran realizar un regalo especial.

En el fondo de su casa ubicada en la localidad de Victoria, donde vive con su esposa Eleonora Roncoroni y su hijo Tewok Díaz, tiene su taller, que más bien parece un refugio en el medio de la ciudad, con mucha vegetación. Y mientras Roberto trabaja concentrado, mascando sus hojas de coca, se escuchan las melodías norteñas de una emisora de radio local.

Siempre que puede, Roberto participa de las actividades en defensa del sitio sagrado Punta Querandí, en Dique Luján (Tigre). Y muy pronto, como un aporte a la lucha, va a enseñar un poco del arte wichí en el campamento ubicado a orillas del Canal Villanueva y el Arroyo Garín. Un territorio que Roberto conoció a fines de los ’90, antes de la construcción del barrio privado Santa Catalina, el primer emprendimiento que comenzó la destrucción de los enterratorios indígenas. “En ningún lugar de Buenos Aires sentí esta energía, como que hay una protección”, nos contaba Roberto en el 2013 (https://puntaquerandi.wordpress.com/2013/04/18/en-ningun-lugar-de-buenos-aires-senti-esta-energia/).

En las fotos que acompañan este texto, Roberto enseña a un integrante del Movimiento en Defensa de la Pacha los primeros pasos de este arte. Además, crea lo que será la pipa ceremonial del sitio sagrado Punta Querandí.

Roberto Díaz y su familia, miembros de la Asociación Kajtús, desde la cual organizan convivencias y viajes a Misión Chaqueña, nos recuerdan que el conurbano es una sociedad donde convivimos distintas culturas milenarias, lejos del estereotipo de una ‘Buenos Aires europea’ que el sistema escolar y los medios masivos pretenden imponer.

100_9728xxx

100_9739xxx

100_9746xxxç

100_9754xxx

100_9765xxx

100_9781xxx

100_9783xxxx

100_9784xxx

100_9788xxxx

100_9790xxxx

100_9656xx

Mesa con las artesanías de Roberto Díaz en el 6º aniversario del campamento de Punta Querandí (domingo 21 de febrero de 2016).

100_9626ccc

Roberto Díaz en la ronda de ceremonia del 6º aniversario del campamento en defensa de Punta Querandí.

100_8923x1

Encuentro sobre educación y lenguas indígenas en Punta Querandí, el domingo 29 de noviembre de 2015.

dsc05735x

Encuentro de líderes indígenas y diputadas bonaerenses en Punta Querandí, el sábado 31 de octubre de 2015.

dsc05759x

Encuentro de líderes indígenas y diputadas bonaerenses en Punta Querandí, el sábado 31 de octubre de 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 01/03/2016 por en Otros.

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: