Punta Querandí

Territorio sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

“Es un logro trascendente, de resistencia y tenacidad para salvaguardar la memoria”

El investigador Marcelo Valko, autor de numerosos libros sobre la temática de los pueblos indígenas, también se expresó sobre el 5º aniversario del campamento en defensa de Punta Querandí.

1216--SExALES301--FRANCISCO_GUILLEN_copia.jpg_88717827

“Es un logro trascendente, de resistencia y tenacidad para salvaguardar la memoria ligada a la tierra, a la cultura y los ancestros. Felicitaciones compañeros!”, escribió a través de facebook.

En diciembre de 2011, Valko brindó una charla en Punta Querandí en el marco de una encuentro educativo organizado por el Movimiento en Defensa de la Pacha. Aprovechamos la ocasión compartir una entrevista realizada por Indymedia.

-¿Que impresión te deja haber llevado tus investigaciones a este lugar? 

Si fuéramos un país civilizado y correcto, esto ya estaría cercado para que sea preservado por el Estado Nacional, porque acá está la historia de la Argentina. Los que trabajan por la pedagogía de la desmemoria, los que hacen un catecismo del olvido, quieren pasar acá la pala niveladora y arrasar con todo esto… porque son unos fragmentitos de cerámica de los indios. Y son vestigios muy importantes que hacen a la historia, que hay que incorporarlos. 

Billiken sigue siendo nuestro norte en la educación y con el tema indígena. Sólo están los incas, mayas y aztecas, realmente es algo patético, desconociendo todo lo otro, tanta riqueza cultural y sobre todo desconociendo la historia. Es vital incorporar estos sitios y preservarlos, y lo que han hecho ustedes – integrantes del Movimiento en Defensa de la Pacha – sosteniendo este sitio al principio, cuando no estaba instalado como está ahora (por suerte), la verdad fue una tarea heroica… Es un sitio muy importante y estas cosas de divulgación son vitales para la memoria, incluso de este Estado que es tan invisibilizador. 

-En tus investigaciones apuntás a la responsabilidad de la ciencia, ¿cómo ves que hoy sigan habiendo científicos que actúen contrarios a los intereses indígenas, repitiendo esta hegemonía? 

Hay sectores que la siguen replicando, sin duda. Son los sectores de la ciencia colonialista, y es una ciencia que de pronto es rentable. En cambio también hay muchos otros sectores de la ciencia: cuando fue la restitución del caso Damiana en junio del año pasado en el Museo de La Plata, estaban todas las camadas de los jóvenes antropólogos que no comparten el paradigma racista de – Perito – Moreno (fundador de la institución platense). Estamos asistiendo a un cambio de paradigma, estamos en ese momento. Yo tengo mucha esperanza, creo mucho en que estamos avanzando. 

Por ejemplo, Punta Querandí es un avance, antes de una los hubieran barrido a ustedes con todo… y acá ya estaba el country con la piscina. Y ahora no pasa eso. Entonces hay avances, nosotros tenemos que advertirlos, trabajar en consecuencia y nutrirnos con todos los grupos que están esparcidos en todo el país y en países vecinos que están trabajando en cosas similares, y hacer una cosa más amplia para que esto avance y se mantenga. 

Ahora hay que trabajar por algún tipo de legislación: el Estado se tiene que hacer cargo de este sitio. El Estado lo tiene que preservar, no ustedes -los integrantes de la protesta- porque ustedes ya hicieron la parte más importante. Ahora hay que conseguir la legislación a nivel municipal, provincial o nacional para salvar este sitio que es valioso para todo el país. 

-¿Qué opinión te merece que se haya iniciado el proceso para lograr que el cuerpo humano que sacaron del sitio que estaba en frente de Punta Querandí (hoy barrio privado Santa Catalina), vuelva a este territorio? Sería el primer reentierro que habría en el área metropolitana. 

Sería muy interesante, como el caso del cementerio de Baradero que también se salvó, donde querían hacer una playa de estacionamiento de camiones de aceite. La comunidad, en particular una docente, Mariana Maroli, es la que se enfrentó a las topadoras y recibió cartas documentos de la compañía. Ahora es un lugar preservado por el Municipio. Y en Punta Querandí, si traen ese resto esqueletario, esto tiene que tener una legislación que lo salvaguarde, incluso de los arqueólogos.

Entrevista publicada originalmente en http://argentina.indymedia.org/news/2011/12/804100.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26/02/2015 por en Documentos y respaldos y etiquetada con .

Actualizaciones de Twitter

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: