Punta Querandí

Territorio sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

Fuerte repercusión por el crimen de una nena qom en Tigre

Distintos medios de prensa nacionales se hicieron eco de la muerte de Micaela Fernández, integrante de la Comunidad Toba Yecthakay. Sus familiares acusan a un narcotraficante que prostituye menores con complicidad de la policía. El caso salió en Telam, Página 12, Tiempo Argentino y Crónica. También en medios locales como Actualidad y Tigre al Día, y en los medios alternativos como Indymedia.

51578ecbc2d46_275x258

Denuncian la muerte de una adolescente qom en la casa de un hombre que la tenía cautiva

Por Telam – Una adolescente de 14 años, integrante de la comunidad Qom, fue encontrada muerta en la casa de un hombre que la tenía cautiva en la localidad bonaerense de El Talar, partido de Tigre, luego de ser violada y golpeada, denunciaron sus familiares.

La adolescente fue hallada muerta el 17 de febrero pasado en una vivienda, ubicada en Paraguay al 2000, del barrio La Paloma, en la casa de un hombre “que es conocido en el barrio por vender drogas y reclutar chicas en su domicilio para prostituirlas y obligarlas a vender droga”, dijo a Télam el abuelo de la chica, Eugenio Fernández.Cuando la mamá de la chica, identificada como Micaela, fue a hacer la denuncia en la Comisaría 6º de El Talar “no sólo no le tomaron la denuncia, sino que la golpearon y la dejaron dos días en cama, exigiéndole que se callara”, agregó el hombre.”La policía dijo que la chica se suicidó pero no se hizo la autopsia”, explicó el abuelo y agregó que “cuando vimos el cuerpo nos dimos cuenta de que estaba golpeada en las manos, los pies y tenía sangre seca, de días, en la boca”.

La joven qom había desaparecido unos días atrás de su casa y fue hallada muerta en la casa de un presunto narcotraficante conocido “en el barrio como Pato Feliso”, dijo el hombre.

Los familiares hicieron la denuncia en la Fiscalía de El Talar, a cargo de Diego Pico Molina, “pero evidentemente la justicia protege a la policía porque hasta ahora nadie nos dio respuestas ni se interesaron en el caso”, sostuvo el hombre.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires tomó conocimiento del caso la semana pasada y “aún estamos viendo cómo se desarrollan las instancias institucionales, es decir, la policial y judicial, para involucrarnos más en el tema”, dijo a Télam Gonzalo Santos, coordinador de la Unidad de Comunicación Institucional del organismo.

La Secretaría, a través de la Directora del Consejo Provincial de Asuntos Indígenas, Gabriela Comuzio, se encuentra brindando “acompañamiento y asesoramiento” a los familiares, confirmó Santos.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201303/11845-denuncian-la-muerte-de-una-adolescente-qom-en-la-casa-de-un-hombre-que-la-tenia-cautiva.html


UNA CHICA QOM DE 14 AÑOS APARECIO MUERTA EN UN CASO QUE COMPROMETE A LA POLICIA

Crimen de trata con cobertura

na16fo02La chica, de la comunidad qom de El Talar de Pacheco, murió el 17 de febrero. La Bonaerense dijo que se había suicidado, pero tenía el cuerpo lleno de golpes. Cuando la madre fue a denunciar, en la 6ª de El Talar la molieron a palos.

Por Horacio Cecchi

Una adolescente de 14 años, integrante de la comunidad qom Yekthakay, de El Talar de Pacheco, fue encontrada muerta en la casa de un hombre que la tenía cautiva, en el barrio La Paloma, de esa localidad, en el partido de Tigre. Según denunciaron sus familiares, la chica fue “violada y golpeada”. La denuncia no sólo incluye las serias sospechas de que es un caso de trata y narcotráfico, sino que apunta a la complicidad de los Bonaerenses de la comisaría 6ª de El Talar, ya que el hecho ocurrió hace más de un mes, y cuando la madre fue a realizar la denuncia a la 6ª, la detuvieron, la amenazaron para que no hablara y la golpearon de tal manera que debieron internarla dos días. La madre declaró a la Justicia que su hija había visto Bonaerenses que aportaban drogas al hombre que mantenía a su hija secuestrada por terror. Los de la 6ª dijeron a la madre que su hija se había suicidado, aunque su cuerpo estaba lleno de golpes. La ironía de la historia hace que el caso sea investigado por Diego Molina Pico.

La adolescente, M.M.M.F., fue hallada muerta el 17 de febrero pasado en una vivienda, ubicada en Paraguay al 2000, del barrio La Paloma, de El Talar de Pacheco, partido de Tigre. Según los denunciantes, la casa pertenece a un hombre “que es conocido en el barrio por vender drogas y reclutar chicas en su domicilio para prostituirlas y obligarlas a vender droga”, aseguró el abuelo de la chica, Eugenio Fernández. Según los datos proporcionados por familiares y vecinos, el acusado es conocido como el Pato Cenizo y tiene cobertura de la 6ª.

Cuando Nancy, la mamá de la chica, fue a hacer la denuncia a la comisaría 6ª de El Talar “no sólo no le tomaron la denuncia, sino que la golpearon y la dejaron dos días en cama, exigiéndole que se callara”, agregó el hombre. “La policía dijo que la chica se suicidó, pero no se hizo la autopsia”, explicó el abuelo y agregó que “cuando vimos el cuerpo nos dimos cuenta de que estaba golpeada en las manos, los pies y tenía sangre seca, de días, en la boca”.

La joven qom había desaparecido unos días atrás de su casa y fue hallada muerta en la casa de un presunto narcotraficante, conocido “en el barrio como Pato Cenizo”, dijo el abuelo, que había sido cacique de los qom Yekthakay, instalados en El Talar.

Los familiares hicieron la denuncia en la fiscalía de El Talar, a cargo de Diego Pico Molina, pero ahora sostienen que “la Justicia protege a la policía porque hasta ahora nadie nos dio respuestas ni se interesaron en el caso”, sostuvo Fernández.

Según relató la madre a la propia fiscalía a principios de marzo, el 30 de diciembre pasado, a las ocho de la noche, ya había intentado rescatar a su hija de la casa del denunciado. “(…) que una vez en el lugar salió Cenizo con un arma de fuego con la que le dio varios culatazos en su cabeza –sostiene la denuncia ante Molina Pico–. Que en ese momento su hija M. salió corriendo del lugar, pero luego volvió a la casa de Cenizo porque éste la había amenazado que si no quedaba con él le iba a hacer algo a su familia. (…) le pidió que la dejara llevarse a su hija, pero éste le dijo que al día siguiente la llevaría a su casa.”

Pero, además, la madre de la adolescente denunció a la fiscalía que “el día que falleció su hija la trasladaron a la comisaría de Talar centro (la sexta) y allí varios policías le propinaron golpes en diversas partes de su cuerpo. Que uno de ellos dijo ser el comisario y además de agredirla físicamente le dijo que no dijera nada de Cenizo ya que él manejaba a este último”.

La mujer también agregó que su hija le había contado que varias veces, cuando estaba en la casa de Cenizo, aparecieron Bonaerenses que le entregaban drogas al hombre y que “éste la obligaba a tener relaciones sexuales con algunos efectivos policiales”.

Los familiares sostuvieron que la chica les había contado que en el lugar había otras chicas que también eran obligadas a mantener relaciones con policías y otros hombres, y que las mismas chicas eran obligadas a vender las drogas que él les proveía.

Según aseguraron en su denuncia los familiares de la adolescente, pese a que en la comisaría les habían dicho que se había suicidado, el cuerpo de la adolescente estaba lleno de golpes y moretones en piernas y brazos, además de los labios con restos de sangre seca.

Los familiares no contaban con asesoramiento legal, y recién un mes más tarde, cuando el abuelo de la víctima presentó una nota al cacique de los qom de El Talar, el caso llegó hasta el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, cuyos abogados estarán presentándose en la causa el próximo miércoles.

Para completar, la comisaría 6ª de El Talar fue inaugurada el 27 de agosto de 2007. En aquella ocasión, el fiscal general de San Isidro, el polémico Julio Novo, sostuvo durante el acto que “el hecho de que la comisaría esté junto a los fiscales (están a metros una de otra) permite que no se dedique la policía al papeleo, que las denuncias las inicie directamente el fiscal y que la policía esté con las manos libres en su tarea de prevención y de seguridad propiamente dicha”.

horaciolqt@yahoo.com.ar

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-216859-2013-03-29.html


31.03.2013 | Micaela, de 14 años, era de la comunidad qom

La mafia policial detrás de la muerte de una nena

La víctima fue encontrada con un disparo en la cabeza dentro de la casa de un hombre acusado de narco.

Por Juan Alonso

En las catacumbas de la tragedia no hay lugar paradistraídos. Por eso insistimos con la denuncia de este caso aberrante que nunca debería haber sucedido.

La misteriosa muerte de Micaela Fernández, de 14 años, quien fue hallada con el cráneo ensangrentado por un balazo y el cuerpo malogrado a golpes dentro de la casa de un hombre con antecedentes de narcotráfico, abuso y prostitución de menores, en El Talar de Pacheco -municipio de Tigre- lleva un sello de impunidad con la marca indeleble de la Bonaerense.

El fiscal de la causa no es otro que el atildado Diego Molina Pico, que saltó a la fama fugaz de los juicios televisados por su confusa actuación en la investigación del asesinato de María Marta García Belsunce en el country Carmel de Pilar, en octubre de 2002.

Ahora, ese mismo Ministerio Público deberá citar este miércoles a los policías que actuaron en el hallazgo del cadáver de Micaela en la casa de un tal “Pato Cenizo”, viejo conocido de los jefes y agentes de la seccional 6ª de Pacheco. Sería interesante que explicaran, en esa oportunidad, por qué no se realizó la autopsia del cuerpo de la niña y por qué amenazaron con matar a la madre de la víctima si persistía en denunciar la evidente complicidad de los agentes del orden con la trata de personas, el abuso sexual infantil, la prostitución y los detalles de un potencial homicidio que tiene a su principal sospechoso en libertad y gozando de la más absoluta impunidad. Sucede que Cenizo se ufana de tener a un familiar en la corporación policial y hasta le gatilló en el cráneo una pistola calibre nueve milímetros a Nancy, la golpeó con la culata de su arma para que se callara y no insistiera con la intención de salvar a su hija del abuso que padecía antes de ser hallada sin vida con la cara destrozada. Así de cruel es la impunidad. Y tal como se lee esta es una historia donde los malos se visten  siempre de azul.

El 17 de febrero pasado, día en que se enteró de la brutal muerte de Mica, integrante de la comunidad qom de Tigre, a Nancy la molieron a golpes dentro de la seccional  6ª de Pachecho al grito de “India de mierda, negra de mierda, acá las órdenes las doy yo y a Cenizo lo banco yo”. El que derrapó semejante frase propia de la patota de la policía desaparecedora de Ramón Camps en la dictadura, fue el subcomisario José Ríos, jefe del destacamento de Las Tunas, que en esos momentos –según la denunciante- estaba junto al oficial principal Alejandro Sandoval, de la misma dependencia.

El drama de Nancy comenzó cuando Micaela se abrió paso con rebeldía adolescente. Se había peleado con ella y decidió fugarse de su hogar para entablar una sinuosa relación con Cenizo, quien es temido en el barrio por sus lazos con la agentes de la Comisaría 6ª y su supuesta participación en la desaparición de otra menor, además de las sospechas en su contra por otro crimen  impune de características similares al de Micaela.

En la crónica del hecho, publicada por Tiempo Argetino en su edición del sábado 30 de marzo, la madre de la menor relata con desesperación el pánico que sentía su hija y los detalles de su cautiverio. Le dijo Nancy Fernández al periodista Enrique Quarleri: “Mami, me trajeron un montón de hombres, que me hicieron cosas que no te puedo decir. Me cortaron el pelo.” Fue el 30 de diciembre de 2012. Dos meses antes del hallazgo del cuerpo ultrajado de Micaela en la casa de su supuesto abusador. Si la Fiscalía que funciona a pasos de la comisaría de Pacheco hubiera actuado de oficio sin abandonar a la madre frente a un hombre peligroso como el sospechoso, quien ese mismo día accionó su arma sobre la cabeza de Nancy Fernández, cuyo único pecado fue golpear las manos frente a su casa donde su hija era sometida a vejámenes por parte de agentes policiales, tal vez hoy la tragedia no acosaría con sus fantasmas de ausencia a la familia de Mica. Y una vida, una preciosa vida joven hubiera ganado al derrumbe social que parece campear en ciertas zonas del conurbano donde la única ley es el balazo a los inocentes. Por  pobres, por no tener un abogado que aparece en la televisión, por ser de la comunidad qom. Por ser “nadies”.

La justicia debe resolver este hecho abominable.

Fuente: http://tiempo.infonews.com/2013/03/31/editorial-99254-la-mafia-policial-detras-de-la-muerte-de-una-nena.php



Otras noticias: 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 29/03/2013 por en En la prensa.

Actualizaciones de Twitter

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: