Punta Querandí

Territorio comunitario, ancestral, sagrado y educativo de los Pueblos Originarios. Desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

Ceremonia y reencuentros en el Ara Pyahu

En Tigre, medio centenar de integrantes de pueblos indígenas y organizaciones populares celebraron el nuevo ciclo guaraní en la Comunidad Indígena Punta Querandí, el pasado domingo 26 de septiembre, en el marco de la llegada de la primavera. Después de la ceremonia se realizó una ronda de intercambio de experiencias.

“Estos encuentros nos tienen que servir para pensar estrategias para seguir recuperando derechos, no podemos perder de vista que somos espacios en lucha con muchos objetivos por cumplir, si bien hemos logrado algunas metas esto recién comienza”, explicaron desde Punta Querandí.

La celebración comenzó al mediodía con una ronda frente al Museo Autónomo de Gestión Indígena. Desde allí todas las personas fueron por uno de los senderos hasta el Opy (templo de paja y barro) donde la ceremonia fue guiada por Reinaldo Roa del Consejo de Ancianos y miembro del Pueblo Guaraní.

Luego de algunas palabras, cantos y hacer Tatachina con humo de tabaco, chirca y lapacho (conexión con la neblina primigenia de la creación de la Tierra), se dio la bienvenida en comunidad a niños y niñas que recibieron la ovación de los presentes haciendo sonar los instrumentos tradicionales Takuapu y Mbaraka.

“Fue muy valioso para mí y para mi hijita Ayni esa presentación tan importante de las wawas. Agradezco de corazón, fue una ceremonia muy sentida y llena de alegría”, expresó Jakeline Mariaca (aymara) de la Comunidad Pluriétnica Tres Ombúes de La Matanza.

Para finalizar se compartió una bebida tradicional (ka’u’i) elaborada de ananá y toda la gente regresó frente al Salón Comunitario “Cacique Manuá” para disfrutar de un variado y fresco almuerzo bajo el quincho.

A partir de las 15 horas, mientras los niños y niñas disfrutaban jugando, se formó nuevamente un círculo donde cada uno y cada una tomaron la palabra.

Darío Juárez, de la Comunidad Urbana Guaraní “Mbo`ehara Jasy Rendy” y representante de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) de Buenos Aires, señaló: “Fue muy positivo poder compartir lecturas de las realidades de cada pueblo, saber dónde estamos parados”.

“Fue super fructífero el diálogo que tuvimos, es lindo conocer las situaciones de otras comunidades y organizaciones, y esas ganas de trabajar en conjunto”, coincidió Jaki de Tres Ombúes, quien estuvo acompañada por Delia Claros, Gustavo Jerez y Luis Rodríguez.

Víctor Quilaqueo, integrante del Pueblo Mapuche quien vive en Buenos Aires, también valoró: “El espacio que abrieron y la pregunta que movilizaron es fundamental para ver adónde va esto. Muy relevante poder tener el tiempo y el lugar para poder hacerlo”.

Desde Punta Querandí se planteó la necesidad de impulsar la conformación de federaciones de comunidades en distintos puntos del conurbano para lograr políticas públicas que hagan realidad los derechos de los Pueblos Originarios, con la participación y gestión de las propias organizaciones indígenas.

“Es una buena perspectiva ampliar los grados de unidad y vencer un poco la representación sustituyente que existe en varios ámbitos todavía”, señaló Lucas Basso del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) de Escobar.

Otros organizaciones presentes fueron Comunidad Milpa (Movimiento Los Pibes) y Peronismo Revolucionario en Tigre, además de familias y personas que se autoreconocen parte de los pueblos originarios o se encuentran en ese proceso de reconstrucción identitaria.

OPY: CLAVE EN LA VICTORIA

La construcción del espacio ceremonial de paja y barro significó un punto de quiebre en el proceso de resistencia con la desarrolladora de barrios privados EIDICO. A fines de 2016 la edificación fue destruida en dos oportunidades. La comunidad no sólo levantó el Opy por tercera vez sino que además inició una avanzada de construcciones emblemáticas que profundizaron la posesión tradicional del territorio como el Museo Autónomo de Gestión Indigena y la Maloka (vivienda colectiva ancestral). Pese a que la empresa solicitó a la justicia civil y penal el desalojo, dos años después transfirió sus “derechos” a la Municipalidad de Tigre, que a su vez firmó un Convenio de Propiedad Comunitaria con Punta Querandí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada el 02/10/2021 por en Ceremonias.

Archivos

Actualizaciones de Twitter

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: