Punta Querandí

Territorio comunitario, sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

“No se dejen estafar”: acción sorpresa en una reunión de inversores de Santa Ana (EIDICO)

En el marco de la campaña “Más humedales, menos inundados”, un grupo de vecinos realizaron una volanteada en la entrada de la empresa EIDICO cuando sus directivos estaban reunidos con inversores del proyecto Santa Ana, del Complejo de countries naúticos Villa Nueva. A pesar de las suspensiones ordenadas por la Justicia Federal, esta desarrolladora inmobiliaria continúa comercializando lotes y avanzando en nuevos emprendimientos de barrios privados. “Estamos seguros que la suspensión es provisoria, antes de fin de año se destraba”, dicen confiados desde la firma. Para explicar el porqué de las clausuras, culpan a “estos Indios Querandí” y “a las organizaciones ambientalistas, fanáticos que no quieren hablar”. También se quejan de que “ningún funcionario quiere firmar la aprobación de impacto ambiental”.

14139083_10206264484724632_1515768277_o

Se han hecho manifestaciones mucho más numerosas y visibles frente a las oficinas de EIDICO, ubicada en la rotonda de acceso a La Ñata y el camino a Benavidez. Sin embargo, lo importante de esta actividad, realizada el miércoles 24 de agosto entre las 19 y las 21 horas, fue que se efectuó durante una reunión de la empresa con quienes financian mes a mes uno de sus emprendimientos, pequeños inversores muy preocupados por el freno judicial de las obras.

“No a Santa Ana en La Bellaca” decía la bandera que sostenían dos adolescentes de la comunidad qom Cacique Ramón Chara de Benavidez (Tigre), mientras otras personas repartían volantes que decían “Basta de construir sobre humedales” e informaban sobre los recientes fallos de la Justicia.

Santiago Chara, referente de la comunidad qom del barrio Arroyo El Claro y del Movimiento en Defensa de la Pacha (de Punta Querandí), expresó: “Fuimos para informar a los compradores por una posible estafa, están engañando a la gente, vendiéndole algo que no deberían, lo hacen de manera ilegal”.

Además, relató que “es la primera vez que un grupo se interna adentro de EIDICO a explicarle a la gente que va a comprar, todos le tienen miedo a esta empresa mafiosa, que avanza sobre cualquier cosa, pero parece que esta vez ellos tuvieron un poco de miedo, por la actitud que tuvieron”.

Con respecto a la recepción que hubo de parte de las personas que están financiando el proyecto Santa Ana, Chara explicó: “Hubo buena reacción de los ‘compradores’, la mayoría necesita estar informada, por eso aceptaban los volantes. Hubo mala reacción de la empresa, nos insultaron”.

La concentración molestó aunque fuese pequeña. Cuando los funcionarios de EIDICO ‘detectaron’ los primeros movimientos extraños, fueron hasta el alambrado y dirigieron insultos. “¡Gil! ¡Gil! La concha de tu madre. No aprenden más”, expresó uno de los personajes visibles de EIDICO, Nicolás Camaño, quien tiene antecedentes de ataques violentos contra Punta Querandí.

La Red de Organizaciones y vecinos de la Cuenca del Río Luján se opone a todos los emprendimientos en humedales por los daños sociales y ambientales que éstos generan. En lo particular, hay que decir que “Santa Ana” pretende desarrollarse en el campo de La Bellaca en las afueras de La Ñata, uno de los últimos pulmones verdes del pueblo y poseedor en su interior de al menos tres sitios arqueológicos ancestrales de los pueblos originarios.

La Bellaca es territorio sagrado indígena y además los vecinos de la localidad reclaman preservar el patrimonio natural. Para salir del paso y ante los reclamos que ya llevan años, la empresa ha firmado un convenio con la Provincia de Buenos Aires y el Municipio de Tigre donde reconoce tres pequeños sectores arqueológicos. Sin embargo, el convenio no tiene el consentimiento con ninguna organización ni autoridad indígena, lo cual viola los derechos de los pueblos originarios reconocidos a nivel nacional e internacional.

Es de destacar que pese a no tener las habilitaciones, EIDICO ya comercializó los lotes y, según ellos mismos reconocen, trabajaron durante meses violando la ley. “Ya se encuentra finalizado el movimiento de suelo para la primera etapa de obra de Casas de Santa Ana I, y la apertura de caja de caminos”, divulgó EIDICO en un informe publicado en abril. “El ritmo con el que se venía desarrollando la obra nos permitió no evidenciar grandes atrasos”, explicaron en otro momento.

El Municipio de Tigre miró para otro lado y recién en marzo de este año frenó los trabajos, pero sólo para “ordenar los papeles” y darles autorizaciones. Por ejemplo, el 30 de mayo, Santa Ana obtuvo dictamen favorable de “prefactibilidad de uso”, aunque para concluir este trámite falta un decreto del intendente Julio Zamora. Sin embargo el proyecto quedó complicado en el mes de julio cuando la jueza Sandra Arroyo Salgado del Juzgado Federal de San Isidro dispuso la prohibición de autorizar nuevos emprendimientos hasta que concluya un estudio pericial sobre el impacto acumulativo de todos los barrios privados de la Cuenca del Río Luján, que ocupan más de 15.000 hectáreas de humedales que dejaron de cumplir su rol ancestral: absorber el agua y regular las inundaciones.

Mientras tanto, la empresa tuvo que acudir a su ingenio para dar explicaciones. Según pudimos recopilar con algunas personas que estuvieron interesadas en comprar y luego desistieron, EIDICO se esforzó por mostrar que no se trataba de una suspensión sino de una decisión consensuada. “Debido a un requerimiento Municipal tuvimos que detener las obras”, informó en abril Agustín Morgan, Jefe de Proyecto de EIDICO.

Unas semanas antes, ante un requerimiento informal por email, otro representante de la empresa de nombre Julio, contestaba: “La obra NO está clausurada, simplemente hoy día la suspendieron para consiliar con estos Indios Querandi y la Muni de Tigre. En breve vuelve toda la actividad. Sin embargo mi consejo es que si te genera dudas ni te metas”.

En otra respuesta, ésta misma persona argumentó: “Las organizaciones ambientalistas son fanáticos, para ellos no hay respuesta apropiada simplemente es un no quiero aun teniendo las aprobaciones de Municipio. Nosotros no vamos a salir a aclarar ni responder ante estas cuestiones ya que creemos que de asi hacerlo les estaríamos dando mas cuerda a fanáticos que no quieren sentarse a hablar, como dije antes ellos estan parados en el NO quiero y punto”.

“COMPLICIDAD DE AUTORIDADES LOCALES Y PROVINCIALES”

Matías Duarte, vecino de Las Tunas, representante de la Asamblea de Vecinos Inundados de Tigre y militante de la organización Raíces CEIP, manifestó: “Como vecinos y vecinas organizados de Tigre creemos sumamente necesario seguir visibilizando y escrachando a empresarios del sector immobiliario que, pese al fallo dictaminado por la jueza Arroyo Salgado, en complicidad con las autoridades políticas locales y provinciales, siguen avanzando en la destrucción”.

Así mismo, Matías agregó que dichos empresarios “sacan rédito de sus negociados mientras vulneran una vez más los derechos de los y las trabajadores de las barriadas populares que somos los que padecemos de manera directa las consecuencia de estos atropellos, es por eso que reivindicamos esta lucha: Basta de Barrios Privados, Basta de Inundaciones”.

Otro presente en la volanteada del 24 de agosto fue Jorge Svaton, vecino de Benavidez y miembro de la Asamblea en Defensa del Humedal, quien comentó que pudo tener un extenso diálogo con algunas personas que salían de la reunión con EIDICO: “Se paró un auto con gente que salía del evento y me preguntaron de todo, cuáles eran los daños ambientales, quedaron muy preocupados. Me preguntaron porque no íbamos a la Justicia y les conté del fallo de Arroyo Salgado. Y cómo ellos arrancan con las obras con permisos precarios y en complicidad con funcionarios”.

“Les comenté lo riesgoso de asentarse sobre una zona inundable, aún rellenando, ya que no sabemos cómo serán las lluvias en los próximos años a causa del cambio climático, así que no solo agravan la situación de los vecinos sino que ellos mismos corren grave peligro”, agregó Jorge.

Los inversores de Santa Ana recibieron los volantes en la entrada del salón de usos múltiples de la desarrolladora inmobiliaria y se fueron rápidamente. Lo último que leyeron al irse fueron las dos enormes banderas que suelen acompañar estas manifestaciones: “Basta de countries” y “Fuera EIDICO de los humedales”.

“Vamos a volver a hacer lo mismo con más gente y organizaciones”, aseguró Santiago Chara de la comunidad qom.

Fotos: Matías Duarte y Jesica Zalazar

14237471_323577624644097_5056901422010112639_n

Imagen aportada por EIDICO para “tranquilizar” a los inversores de Santa Ana. Obras ilegales.

14141779_323577557977437_485342359282185014_n

14233232_323577911310735_4113654824127309162_n

14212770_323577647977428_8450551082358636950_n

14183858_323577584644101_7750962257699931775_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 01/09/2016 por en Manifestaciones.

Actualizaciones de Twitter

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: