Punta Querandí

Territorio sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

“En ningún lugar de Buenos Aires sentí esta energía, como que hay una protección”

Roberto Díaz es artesano wichí y tiene una de las historias mas increíbles sobre Punta Querandí. Radicado en Victoria (San Fernando), conoció hace casi 20 años el terreno en conflicto, solo que en aquellos tiempos todavía no se había edificado ningún barrio privado en los alrededores del Canal Villanueva, aún era todo campo, todo bañado. “En ese momento sentí algo, pero no sabía”, recuerda.

Escuchar entrevista:
1º Parte 2.6 MB
2º Parte 874 KB

27243_406078837787_4144294_n.jpgx

Foto: Ignacio Smith

Por Indymedia Pueblos Originarios

“Este lugar lo conocí mucho antes que pasara esto, vine por primera vez en el ’96, ’97, pero no sabía. Pescábamos en este arroyo. Antes había unas vías que salían de Maschwitz, veníamos todo por ahí, no estaba el country”, recuerda Roberto, coordinador de KajtúsAsociación de Familias Wichí.

“En ese momento sentí algo, después tuve sueños, uno a veces no presta atención”, dice. “Estábamos pescando con un amigo que no era wichí ni indígena, yo le contaba y me miraba, era como: ‘de qué me estás hablando’, una risa”.

“Después pasaron muchísimos tiempos y me doy cuenta que el lugar era sagrado, en ese momento nunca pensé que era sagrado”, explica.

“Cuando me enteré del cementerio indígena dije ‘claro, era eso’, el lugar quiso darme un aviso a mi persona, no era un susto, era como un aviso”.

“No podía creer, uno a veces dice ‘no, no puede ser’, pasaron 15 o 16 años”.

Es difícil explicar estas sensaciones a la gente no indígena, dice Roberto, pero está seguro: “pasará tiempo y después le va a tocar a esa persona darse cuenta”.

Como ejemplo viene a cuento la historia de su compañero de pesca allá por fines de los ’90. “Mi amigo también se enteró que pasaba esto por el country, que encontraron un cementerio, y a los días me llamó por teléfono: ‘¿viste lo que pasó en el lugar donde fuimos a pescar? Todavía no me olvido de lo que vos me contaste la primera vez’”.

Vale recordar que recién después del 2001 fue ‘detectado’ el sitio arqueológico Punta Canal (luego conocido como Punta Querandí), cuando una vecina encontró restos de vasijas en la barranca. Sin embargo, la existencia de este sitio ancestral y de otros enterratorios en el área tomaron repercusión a fines del 2008 cuando se divulgó que iba a ser destruido por el empresario Jorge O’Reilly, un asesor de Sergio Massa en la Jefatura de Gabinete de la Nación.

Finalmente, en el 2010 comienza un acampe para defender este predio público y sagrado, logrando que el reclamo salga en la televisión y en muchos más medios.

UNA FUERZA ÚNICA

“El lugar es muy fuerte, es un pedacito de terreno que uno puede estar, compartir, creo que uno se siente como protegido, yo por lo menos cada vez que vengo siento esa energía, como que hay una protección, después vuelvo a casa un poco más tranquilo, a mi me alivia y siempre me siento un poco más fuerte”, explica Roberto.

-¿Esa sensación la tuviste en otro lugar de Buenos Aires?

-No, no, mirá que recorro Buenos Aires, pero no.

Roberto se entusiasma con los logros para resguardar este espacio y apoya que se mantenga abierto a toda la sociedad. “Es como una sorpresa ver que cada vez son muchos más; nunca lo vi como que cada vez es mucho menos, y eso me pone un poco más tranquilo”, dice el artesano originario sobre la lucha del Movimiento en Defensa de la Pacha (MDP).

“Para mi es fundamental poder venir cada tanto, saber que está este lugar, de lo que yo veo es que sea para todos, como un espacio cultural que uno puede venir no importa si es wichí, si es toba. Creo que no debería ser solamente para los pueblos indígenas, tiene que ser en general, también para la gente que no sea nada que ver con la sangre indígena”, propone en sintonía con el MDP.

La de Roberto no es la primera historia sorprendente que se escucha en este rincón del Paraje Punta Canal, y seguramente no será la última.

Milenario y misterioso Punta Querandí.

2 comentarios el ““En ningún lugar de Buenos Aires sentí esta energía, como que hay una protección”

  1. Jakeline Mariaca
    18/04/2013

    Milenario y misterioso Punta Querandí…

  2. Josefina
    23/08/2013

    Hermosa la nota!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18/04/2013 por en Otros.

Actualizaciones de Twitter

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: