Punta Querandí

Territorio sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

“La experiencia de Punta Querandí puede contagiar nuevas energías en otros lugares”

Dos referentes del Parlamento de Naciones Originarias de Argentina participaron del cierre del mes de la Pacha y aportaron su mirada sobre esta lucha que lleva casi una década. La werkén mapuche Verónica Huilipan destacó como novedoso la confluencia de distintas culturas en la protección de este sitio ancestral y consideró que “la forma en que se organizan y se plantean resguardar este espacio como un espacio de formación y recreación en la diversidad” puede motivar a los hermanos en otros territorios. Por su parte, Roberto Aramayo del pueblo diaguita valoró que en Punta Querandí se da una “interculturalidad no teorizada sino en la práctica” y en contraste definió a los barrios privados como “ghetos adonde se llevan todo por delante, destruyendo a la Madre Naturaleza que la necesitan nuestras próximas generaciones”.

Escuchar y descargar entrevistas:
– Verónica Huilipan (2.2 mebibytes)
– Roberto Aramayo (2.2 mebibytes)

Noticias relacionadas:
– 
Cierre del mes de la Pacha en Punta Querandí
– Techo de capi ñaro: un ciclo de esfuerzo comunitario

100_9587x

Verónica Huilipán es werkén -vocera- de la Confederación Mapuche de Neuquén y Coordinadora Regional Sur América del Enlace Continental de Mujeres Indígenas. Antes de irse, en un diálogo que tuvimos con ella para nuestro programa radial La Posta del Paraná, expresó: “Me voy con una alegría tremenda de haber conocido el lugar, a su gente, su, historia, su proyecto, y saber que así como en otros tiempos hemos dado la solidaridad a la distancia, esa solidaridad cobra fuerza porque nos hermana la lucha. Desde cada punto del Wallmapu o del Tawantinsuyu, que haya un grupo humano defendiendo la tierra hace que se fortalezca cada una de las luchas que se están dando a lo largo y a lo ancho de lo que hoy se denomina Argentina. Tremendamente agradecida por la posibilidad”.

Además de respaldar los reclamos que se sostienen desde hace casi una década, la werken mapuche dio su opinión sobre el conflicto: “En primer lugar, me parece super novedoso el modo en que se han organizado para defender el espacio. El solo hecho del nombre que se han dado, el Movimiento en Defensa de la Pacha, genera condiciones como para repensarnos, porque son integrantes de distintos pueblos, de distintas culturas, que el único objetivo que tienen es resguardar un espacio que si bien perteneció a un pueblo originario en particular, la memoria histórica que guarda el espacio genera condiciones como para construir nuevas identidades. Y esas nuevas identidades se van a recrear a partir del compromiso, la presencia y la acción de cada una de estas personas que hoy confluyen en esta necesidad de recuperar espiritualidad, armonía, relación respetuosa con el medio”, se explayó Huilipán.

En ese sentido, Verónica consideró que este antecedente puede reproducirse en otros territorios. “Pueden ser ustedes en la forma que se organizan y se plantean, resguardar este espacio como un espacio de formación y recreación en la diversidad, la experiencia lo suficientemente fuerte como para contagiar nuevas energías en otros lugares, donde también hay otros hermanos que están buscando otra forma, no la que el Estado les ha ofrecido o que el sistema capitalista ha moldeado para relacionarse entre sí. Así que me parece primero novedoso, y segundo sustancial que puedan generar nuevas prácticas en la diversidad”, alentó la referente del pueblo mapuche.

“Mil gracias a ustedes por la recepción y por la lucha misma, creo que ahí nos abrazamos, nos hermanos y nos fortalecemos entre todos”, se despidió.

Por su parte, Roberto Aramayo, miembro del Pueblo Diaguita y también integrante del Parlamento de Naciones Originarias, dio su mirada sobre la actividad en particular y sobre el espacio en general, con un fuerte llamado a reivindicar las raíces ancestrales de Buenos Aires. “Un día maravilloso donde vivimos lo que es la interculturalidad no teorizada sino en la práctica. Tenía información acerca de Punta Querandí pero nunca lo había visto, y hoy me llenan los ojos, me llenan las ganas y me voy con mucha fuerza de que es posible animarse a trabajar sobre el derecho de nuestros pueblos, sobre la memoria de nuestros hermanos antepasados que dejaron todo su hacer y su vida acá. Nos sentimos acompañados dado de que el mismo territorio es testigo de la existencia de nuestros hermanos querandíes. Me siento en territorio querandí, reivindico el territorio querandí y reivindico fuertemente que el hacer entre todos es posible lograr una gran meta que es vivir en un espacio de armonía e intercultural todos los pueblos originarios en Argentina y con la sociedad no indígena”, relató.

Roberto animó a la sociedad que no pertenece a los pueblos originarios “a que se repiensen, que dejen de invadir y de destruir, invitamos a que sean interculturales y hagan un refortalecimiento del ser argentino, para vincularse con los pueblos originarios en un marco de hermandad”.

La cultura de la invasión es visible en los alrededores de Punta Querandí: a pocos metros están las casas lujosas de los countries y ese contraste genera reflexiones. Sobre esas sensaciones consultamos al referente diaguita: “Es una sensación de qué le pasa a la cultura occidental, tan deshumanizada, tan violenta. Hay otra forma de lograr las cosas, los pueblos indígenas están dando ejemplo de cómo se puede construir un Estado intercultural, para todos, y no que sean ghetos adonde se llevan todo por delante, faltando el respeto a la Madre Naturaleza, destruyendo toda la naturaleza que la necesitan nuestras próximas generaciones. No somos únicos en esta vida, ni humana ni animal, y veo en frente solamente que hay un montón de cacharros, un montón de plástico, están enfermando al río, al agua y a todos nosotros”.

Pocos días después, desde su cuenta de facebook Roberto Aramayo llamó a participar activamente en la lucha en defensa del sitio sagrado: “Invito a que escuchemos y acudamos al llamado que hacen los hermanos para ir cada domingo a fortalecer el espacio de recreación y formación intercultural en Punta Querandí”.

Las palabras de aliento y acompañamiento de Verónica y Roberto nos dejaron mucha energía para seguir en el camino de hacer valer los derechos indígenas ante el avasallamiento de los grandes negociados inmobiliarios.

100_9583x

05 14089039_10208111763530550_8751295594531219400_n

100_9646x

Chayando el techo del quincho, que fue elaborado comunitariamente utilizando la capi-ñaro (paja brava) del lugar.

100_9651x

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 08/09/2016 por en Ceremonias, Documentos y respaldos.

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: