Punta Querandí

Territorio comunitario, sagrado y educativo de los pueblos originarios, en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Humedales continentales del río Luján.

Travesía a Punta Querandí: un paso adelante para profundizar nuestro vínculo con el río

El sábado 30 de septiembre y el domingo 1 de octubre se llevó a cabo una caravana de kayaks organizada por el Club de Remo y Náutica Belén de Escobar (CRNBE). Entre otras actividades, se señalizó la ubicación del sitio arqueológico “Rancho Largo” en la costa del Canal Villanueva, a menos de un kilómetro de Punta Querandí. “Volvimos con una experiencia enriquecedora y con deseos de profundizar el conocimiento de nuestra propia historia y del presente que lo cuestiona”, señaló una de las socias.

DSC04499

Un prometedor vínculo se concretó entre la Comunidad Indígena Punta Querandí y el Club de Remo y Náutica Belén de Escobar (CRNBE), que tiene su sede en el Paraná de las Palmas. Desde allí, el sábado 30 de septiembre a las 10.30 de la mañana partieron 18 kayaks con 25 personas que remaron 23 kilómetros hasta el territorio ancestral, sagrado y educativo de los pueblos originarios, ubicado en la desembocadura del Arroyo Garín y el Canal Villanueva, adonde llegaron a las 14.30.

“Estas aguas y costas que hoy recorremos con nuestros kayaks supieron albergar a numerosos pueblos de ricas y variadas culturas: Querandíes, Timbúes, Guaraníes, Chanás, por nombrar algunos. La mayoría han sido olvidados y sepultados debajo de inmensos emprendimientos inmobiliarios”, decía la invitación.

La travesía fue una expresión de respaldo ante la amenaza de desalojo por parte de los intereses inmobiliarios que representa el empresario Jorge O’Reilly (EIDICO). Pero además, fue un punto de partida para muchas otras actividades a realizar en conjunto. Es un desafío para los habitantes de la Comunidad Indígena Punta Querandí profundizar su vínculo con el río, así como venimos recuperando y fortaleciendo diversos aspectos de nuestras culturas a través de ceremonias y oficios como la cestería, la alfarería, la construcción con barro y kapi ñaro (paja brava) o través de instituciones como el Opy (templo guaraní) y el Museo Autónomo de Gestión Indígena.

Fabián Olesiuk es el presidente del CRNBE, contó que una de sus abuelas era indígena pampa y luego expresó: “Fue una experiencia muy linda, me gustó mucho descubrir lo que los motiva a ustedes a hacer lo que están haciendo, es la primera vez que voy y me pareció genial la lucha que están teniendo”.

“Quiero agradecerles por el recibimiento que tuvimos, por la cordialidad, por el tiempo que nos dedicaron y porque realmente la pasamos muy muy bien y fue una travesía donde todos aprendimos mucho y nos sentimos a pleno con ustedes”, relató.

Rafael García, uno de los más experimentados del Club, comentó: “Esta travesía fue muy distinta a todas las que he realizado pues conocí al grupo Punta Querandí que nos informó sobre su lucha para defender uno de los tantos territorios sagrados. Me siento obligado a profundizar mis conocimientos sobre el tema pues mi ignorancia es larga. Realmente siento mucha alegría por haber estado y compartido ese lugar y esos momentos pausados de charlas amenas , sobre temas fundamentales”.

El mismo sábado de la llegada por la tarde, luego de acomodar las carpas, almorzar y hacer una ronda de presentación, un grupo de kayakistas y habitantes de Punta Querandí navegamos unos 600 metros por el Canal Villanueva hasta el territorio sagrado de “Rancho Largo” donde se colocó un cartel para señalizar la existencia de un sitio arqueológico de los pueblos originarios.

“HAY MUCHO INTERÉS POR INTERCAMBIAR ACTIVIDADES”

Rita Maneyro fue una de las impulsoras de la travesía, junto a Dora Aristizabal, Anna Castro Vazquez y Teu Raggi. Contenta luego de la experiencia, comentó que buscó tender un puente “entre los socios del club de remo que disfrutan del río y la naturaleza con Punta Querandí, lugar al que visito hace bastante tiempo y del que me siento parte, involucrada absolutamente con la causa”.

“Recibí mucho apoyo de los socios desde el primer momento, inclusive desde la comisión directiva, para hacer este proyecto de manera institucional, eso le dio un respaldo super importante”, agregó la mujer, vecina de Maschwitz. “Los vi movilizados a todos por la causa, hay mucho interés en intercambiar actividades, visitarlos, poner los carteles que faltan y hacer otra visita para que los que no pudieron remar en los kayak se puedan subir”, expresó Rita. “Se sembraron muchas inquietudes para seguir involucrándonos y aprendiendo sobre las culturas indígenas de las que desconocemos y tienen tanta riqueza para compartir”. Y al mismo tiempo, “creo que sembramos el interés en muchos integrantes de Punta Querandí en vivir el río remándolo”.

FOGÓN, DILUVIO Y VOCES

Esa madrugada cayó un fuertísimo diluvio, que incluyó granizo, no obstante la mayoría de las carpas de los experimentados kayakistas no sufrieron daños. Unas pocas horas antes, en la noche del sábado, se compartió un exquisito guiso de lentejas elaborado por los visitantes, quienes además visitaron el Museo Autónomo de Gestión Indígena, hicieron muchas preguntas sobre la historia y la lucha de Punta Querandí, y también nos contaron de la trayectoria del Club de Remo y Náutica Belén de Escobar.

Raquel Ovelar, quien hizo su primera travesía con su hijo Iván (12), contó orgullosa: “Se la bancó en plena tormenta ayudando, le contó a todo el colegio, justamente la semana anterior en Introducción a la Ciudadanía hablaban del desalojo de los guaraníes y los derechos humanos”, narró. “La salida a mí me enseñó muchísimo, de miles de formas. Nos trataron como si nos conocieran de siempre. Ver su dedicación y pasión, escucharlos… es riquísimo. No es lo mismo leer sobre esta entrega de su parte, que vivirlo, insuperable”, agregó Raquel, mientras que su hijo Ivan sumó: “Lo que más me gusto del viaje fue cómo nos recibieron, cómo nos trataron y todas las ganas que pusieron para que nosotros pudiéramos estar bien ahí”.

Entre la comitiva kayakista estaba Darwin Altamiranda, vecino de Maschwitz quien de niño venía pescar a la costa de Punta Querandí. “Fue una experiencia increíble y muy hermosa, salí de Punta Querandí como otra persona, nunca había vivido algo tan maravilloso. Muy lindo el museo, las canciones, su cultura. Muchas gracias por su muy buena onda y que sigan fuertes como siempre tirando para adelante”.

Así como Darwin, miles de familias de la zona visitan Punta Querandí desde hace décadas para pescar, ya que desde mucho tiempo antes del avance de los barrios privados siempre fue un espacio abierto del cual no se conocía que tuviese dueño, por estar allí la ex parada del ferrocarril Mitre que unía Maschwitz con Dique hasta 1967.

Otro kayakista era Oscar Lerma, quien hizo énfasis en la responsabilidad de las autoridades estatales por la falta de accesos dignos al lugar: “Un punto visible de la manera mafiosa, ilegítima e ilegal que buscan echarlos es el haber levantado el puente y dejado a un costado, lo cual demuestra complicidad de la municipalidad para desalojarlos a como dé lugar. Eso es estrangularlos”.

Por su parte, Horacio Gnemmi, uno de los encargados de la cena junto a Teu Raggi, expresó:  “Una muy linda experiencia en apoyo a los pueblos originarios, creo que manteniendo su paciencia y mesura pero sin aflojar pueden conseguir muchas cosas. Estaría bueno una especie de comedor para difundir su cultura también mediante la gastronomía”.

También muy contenta por el resultado de la travesía, Dora Aristizabal nos hizo llegar el siguiente mensaje: “Agradezco a la comunidad de Punta Querandí por su compromiso en la defensa de este lugar de asentamiento del pueblo querandí, en su tarea de difusión cultural y de lucha por el reconocimiento legal y de impedir el avance del negocio inmobiliario. No todos teníamos claro qué era Punta Querandí y volvimos con una experiencia enriquecedora y con deseos de profundizar el conocimiento de nuestra propia historia y del presente que lo cuestiona sin lugar a dudas”.

Esta mujer apuntó claramente contra “este momento de avance del neoliberalismo” y destacó la situación de Santiago Maldonado, quien fue desaparecido y luego encontrado sin vida en el río luego de una ilegal represión de la Gendarmería a una protesta de mapuches en Chubut. En un sentido similar, Cristobal Ambas relató: “Sigamos acompañando a los pueblos ante el despojo de los terratenientes”.

Luego de desayunar el domingo, la comitiva kayakista comenzó los preparativos para el regreso a la sede del CRNBE. De esta manera culminó una muy fértil jornada de intercambio entre dos instituciones de los humedales del Paraná.

La navegación es una herramienta de comunicación y de resistencia. Por tierra y por agua los guaraníes y querandíes incendiaron las construcciones y barcos de la primera Buenos Aires en 1536. En 2017, por tierra y por agua decimos: ¡No al desalojo!

LÓGICAS COMUNITARIAS

Existen varios puntos en común entre la organización de Punta Querandí y la de los kayakistas. Así nos lo transmitió Rita Maneyro: “Así como ustedes trabajan las actividades comunitarias, el Club fue hecho de la misma manera, los socios brindan su trabajo cada uno en lo que se destaca, construyendo, soldando, arreglando las mesas, pintando, tocando música en algún evento. Y la misma intención llevamos en las travesías: si bien en el agua hay jerarquía, siempre hay un capitán o capitana, un gupo que está a cargo, todos colaboramos para llegar todos. El ritmo de remada lo marca el más lento, pero no se lo hacemos sentir, nos vamos alentando, nos necesitamos sanos. Cuando llegamos colaboramos todos para subir los botes. Decimos: Nadie puede remar nuestro bote,  me parece una metáfora para la vida, nos vamos acompañando, somos todos irremplazables”.

22046107_10214356730140465_8308354247426234767_n

02 22089746_10213291945990495_8802014615590483185_n

06 22195284_10213292045792990_2923039729370705150_n

07 22089932_10213292048713063_5244459036958734379_n

09 22090133_10213292056913268_7349351042383165675_n

11 22141029_10213292060033346_5299296640296802811_n

DSC04278

DSC04282

DSC04286

DSC04305

DSC04310

DSC04313

DSC04316

DSC04319

DSC04325

DSC04327

DSC04331

DSC04341

DSC04343

DSC04347

DSC04352

DSC04355

DSC04357

DSC04358

DSC04368

DSC04374

DSC04376

DSC04382

DSC04388

DSC04391

DSC04393

DSC04401

DSC04403

DSC04404

DSC04406

DSC04413

DSC04416

DSC04418

DSC04422

DSC04424

DSC04426

DSC04437

DSC04443

DSC04451

DSC04455

DSC04457

DSC04460

DSC04471

DSC04476

DSC04478

DSC04480

DSC04484

DSC04487

DSC04490

DSC04495

DSC04501

DSC04516

DSC04518

DSC04522

DSC04545

DSC04546

DSC04547

DSC04570

DSC04584

DSC04594

DSC04599

DSC04613

DSC04622

DSC04626

DSC04628

DSC04635

DSC04644

DSC04654

DSC04655

DSC04657

DSC04659

DSC04667

DSC04681

DSC04685

DSC04691

DSC04703

DSC04706

DSC04722

DSC04725

DSC04726

DSC04728

DSC04733

DSC04734

DSC04736

DSC04740

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17/11/2017 por en Otros.

Actualizaciones de Twitter

Nuestra ubicación

¡Miranos desde el cielo! Como se ve, estamos rodeados por los barrios privados, pero todavía existen muchos lugares para defender.

A %d blogueros les gusta esto: